Hola mundo!!

Si consultamos el diccionario de la Real Académia de la Lengua Española, la palabra involución tiene como definición la “detención y retroceso de una evolución biológica, política, cultural, económica, etc.”. No puedo encontrar una palabra que defina mejor los tiempos que vivimos actualmente, estamos sumergidos en un estado de involución continua.

El ser humano se ha instalado en un estado de desorientación, y pese a los avances de la ciencia y la tecnología, parece incapaz de hacer un buen uso de estos. Nos perdemos en guerras, crisis bursátiles, enfrentamientos políticos… para dejar a un lado el verdadero problema que nos acecha: la profunda crisis existencial que vivimos.

No somos capaces de encontrar el modo de ser felices, de realizarnos como personas, todos aquellos con los que me cruzo, y aparentemente parecen reflejar la felicidad en sus vidas, al preguntarles sobre el asunto no saben dar una respuesta clara y concisa sobre por que son felices. Yo escribo aquí, cómodamente sentado en mi silla, tecleando en mi portatil, mientras un niño muere de hambre en el mundo cada 3 segundos, es decir, que en los diez minutos que va a ocupar escribir estas líneas van a morir doscientas inocentes criaturas por no tener que llevarse a la boca.

Si todos nuestros avances técnicos, científicos y sociales, no nos conducen a poder crear un mundo mejor, un mundo más justo, un mundo con menos diferencias, yo digo que el ser humano involuciona.

Si en estos tiempos que vivimos en nuestro país, donde miles de personas se han levantado contra un sistema político asquerosamente putrefacto, pero no miramos más allá de los problemas más populares, si no somos capaces de mirar más allá de nuestras fronteras y de verdad hacernos eco y responsables de lo que ocurre en el Tercer Mundo, yo digo que el ser humano involuciona.

Voy a utilizar este blog con la única pretensión de escribir en él todo aquello que no me parezca justo, que me repugne, o que simplemente no este de acuerdo con ello. No voy a dar lecciones de moral a nadie, la moral es individual, mi única pretensión es realizar una reflexión personal sobre nuestra involución.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.